SIENTE

El oído de un búho puede detectar el movimiento de un ratón bajo la nieve.
Un pato puede sentir con el tacto de su pico lo que puede comer sobre el agua y lo que no.
El colibrí diferencia con su sentido del gusto las frutas maduras de las verdes.
El petrel como una brújula orgánica, cruza un mapa de paisajes olorosos.
Una barnacla carinegra permanece una semana de pie junto a su compañero de vuelo muerto, sintiendo un  duelo amoroso.
Los alcatraces hacen ceremonias de bienvenida  al reencuentro con su pareja.
¿ Podemos saber lo que sienten un picaflor, un flamenco o un petirrojo?
¿Podemos comprender lo que siente un pájaro?
¿Podemos acaso, comprender lo que sentimos los humanos?
Al igual que las acrobacias aéreas de los vencejos o las golondrinas al atardecer... Quizá sentir sea simplemente, desplegar las alas y dejarse mecer por la brisa, nada más.





Comentarios

Entradas populares de este blog

CREACIÓN DE LA COMISIÓN DE ATENCIÓN DIVERSIDAD

PASEN, LA PUERTA ESTÁ ABIERTA. BIENVENID@S A VUESTRA CASA-ESCUELA

QUERERLA ES CREARLA EN EL PALOMERAS