MUEVE

EL CUERPO QUE HABITAMOS...

Sátira X del cómico Juvenal.

Se debe orar que se nos conceda una mente en un cuerpo sano.
Pedid un alma fuerte que carezca del miedo a la muerte.
Que considere el espacio de vida restante entre los regalos de la naturaleza,
que pueda soportar cualquier clase de esfuerzos,
que no sepa de ira y esté libre de deseos,
y crea que las adversidades y los terribles trabajos de Hércules
son mejores que las satisfacciones,
la fastuosa cena y la  placentera cama de plumas de Sardanápalo.
Te muestro lo que tú mismo puedes darte, con certeza que la virtud 
es la única senda para una vida tranquila.

 En el siglo II, en el imperio romano, Juvenal escribió este texto con tono satírico que trascendió como " mente sana en cuerpo sano". Pero el origen partía de la necesidad de orar para disponer de un espíritu equilibrado en un cuerpo equilibrado.

Un cuerpo que nos habita y nos acerca al mundo a través de los sentidos.
Vivir la gran aventura de la vida, abriendo el oído al canto del pájaro, sintiendo la caricia del rayo del sol o el perfume de la lavanda.
Nuestra mente dual se reparte en dos hemisferios que parecen enfrentados.
El izquierdo cuyo dominio es la argumentación lógica, las matemáticas, los silogismos...
El derecho que  nos invita al misterio de la poesía, el arte, la intuición o el amor.
Digamos que podemos elegir vivir desde la razón o desde los sueños.
¿Y si se abrazaran ambos?  Vivir una aventura despierta a la razón y al sueño al tiempo.
Seguir ambas fuerzas, el impulso y la recepción, el dar y el recibir, el pensamiento y el misterio.
Ser sol y luna al tiempo.
Vivamos nuestro cuerpo limitado buscando lo ilimitado.
Regresemos a la memoria del cuerpo, dónde los secretos duermen esperando a que los hagamos despertar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

QUERERLA ES CREARLA EN EL PALOMERAS

PROYECTO DE FUNCIONES EJECUTIVAS EN EL AULA

CREACIÓN DE LA COMISIÓN DE ATENCIÓN DIVERSIDAD